El resurgir de un Imperio (Juego de ROL)

Topic created · 72 Posts · 6055 Views
  • _**Bueno lo que mejor convenga... pero yo estoy cansado si quereis seguir adelante que ire con vosotros no quiero ser una carga para todos

    **_

    A ver yo prefiero descansar despues de la tormenta no se que pensaran los demas... i el guia? a lo mejor prefiere seguir no se habra que esperar

  • [alinear-centro]EL RESURGIR DE UN IMPERIO[/alinear-centro]

    _[alinear-centro]Y las voces corrieron por todo el Imperio, los mensajeros llevaron la noticia a cada rincón, cada recodo posible en un vasto territorio ahora rodeado de extrañas y violentas criaturas. El mensaje poco a poco llegaba a cada casa, rica o pobre, noble u obrera; cada joven era observado, cada veterano cuestionado... "Un héroe", pedían todos; "un héroe", gritaban a viva voz; "un héroe", un mártir salvador. La gente murmuraba, pues valientes habían muchos, pero imprudentes muy pocos. Los dioses los habían abandonado, habían permitido que el mal ingresara en cada hogar, que el mal se propagara en un abrir y cerrar de ojos y golpeara con sus puños a un ya desahuciado pueblo.

    En los aposentos reales, los gritos del Soberano se dejaban escuchar por todo el castillo, pidiendo y exigiendo uno o más guerreros, mientras fulminaba con su mirada a un triste y devastado ejército, lleno de soldados temblorosos y aterrados ante aquello fuera de este mundo que había asesinado a cientos de buenos hombres de batalla. La fuerza sobrenatural aún se sentía sobre cada rostro lleno de horror e incertidumbre. Las tropas habían perdido toda confianza en sí mismas, ¿acaso nadie lo entendía? ¿acaso nadie se daba cuenta de lo que había pasado? El más poderoso ejército del mundo había sido destrozado de la peor forma posible, quedaba alguna esperanza?

    Un cartel bastante llamativo asomaba en la gran puerta del palacio. Dinero, honor, tierras, poder, todo cuanto un hombre pudiera aspirar. La convocatoría muy pronto llegaría a su término, y la reunión se realizaría en el salón principal, ante la vista del Rey, escoltado por los más grandes sabios y consejeros del reino. El nerviosismo se dejaba sentir, y era entendible. Llegaría alguien a presentarse?[/alinear-centro]_

    [alinear-centro]------------------------------------------------------------------------------------------------------[/alinear-centro]

    MP's para inscribirse, ya pondré los documentos con las razas, profesiones y demás cosas necesarios para un juego de rol.

  • _Un sabio, con un cuerpo desgastado por los años pero con una mente envidiablemente lúcida, se acercó al Rey cuidadosamente.

    • Mi Señor, soy consciente de la situación actual del Imperio y de la problemática que vivimos tanto dentro como fuera de palacio. Sé que necesitamos cualquier tipo de ayuda posible, sea o no humana. Muchos dicen que no podemos darnos el lujo de convocar solo al mejor de los mejores, y estoy de acuerdo con ello. Sin embargo, quizás producto de la conmoción vivida en estos últimos días, podría no haber considerado la magnitud del poder de la avaricia. En efecto, cualquier miserable con hambre de lujuria y de riquezas sería capaz de presentarse y de inundar con su incompetencia este salón. Humildemente y ante su majestad, sugiero un proceso de elección. No tan complicado como el usado con nosotros, los sabios, pero no tan sencillo como el usado con los campesinos. Si me permite, tengo ciertos acertijos que pueden poner a prueba la mente de aquellos que deseen presentarse. Los primeros en resolverlos, podrán representar a este glorioso imperio. Los últimos, sea por lentitud o por simple y pura estupidez, evidentemente quedarán fuera. Estoy seguro de que esto...

    El Rey miraba fijamente al anciano y procesaba cada palabra que provenía de los labios de aquel sabio. Parecía bastante razonable.

    Momentos después, otro cartel reposaba en el salón principal. Era un acertijo?

    [alinear-centro]Muchos sabios nos preguntamos hoy, qué sentido tiene la vida
    Para que vivir, para qué soñar, para que seguir...
    Pienso que las cosas sencillas son parte de nosotros
    y las que nos ayudan a identificar para qué estamos aquí.
    A veces sólo hace falta mirar nuestro anterior paso y darnos cuenta de las cosas.
    Cuál sería, bajo su criterio, el fin de todo?[/alinear-centro]
    _

    [alinear-centro]-------------------------------------------------------------[/alinear-centro]

    Al parecer hay un número considerable de personas que desean participar. Sin embargo, por ser el primer juego de rol en este foro, necesito sólo a 5 participantes. Así que no me queda más que elegir entre ellos. Espero la respuesta por mp, para ir apuntando oficialmente a cada participante. Es una batalla contra el tiempo, sugiero que intenten enviarme el mp lo más pronto posible.
    En cuanto al acertijo, solo revísenlo bien. La respuesta es bastante sencilla ^^

  • Poco a poco la sala se iba llenando de seres bastante particulares. Los consejeros del rey no salían de su asombro al ver a hombres rata y centauros paseando por las lujosas instalaciones, haciendo un muy mal contraste con la belleza y la elegancia presentes en cada rincón. Uno a uno el sabio recibía las respuestas de cada personaje, escuchando pacientemente y grabando cada nombre, cada rostro en su mente.

    Horás después, el Rey pidió ver a aquellos que habían logrado descubrir la respuesta. Cuatro guerreros se presentaron delante suyo y lo miraron expectante. Ciertamente, era un grupo particular. Un troll de gran altura, poco cabello y de facciones bastante gruesas resaltaba en un lado de la sala. Un lobo reposaba a sus pies, para sorpresa del rey, mirándolo también fijamente. Cerca de él, un descendiente directo de la familia de los elfos inclinaba su cabeza en señal de respeto. No parecía tener una fuerza física extraordinaria, ningún músculo asomaba entre sus ropas y su altura era mediana. La imagen de debilidad era aún más exagerada debido al tosco troll que se imponía a su lado. Sin embargo algo en los ojos de aquel guerrero denotaba que no se trataba de ningún debilucho, la magia parecía correr por todo su cuerpo esperando a ser despertada por la voluntad del elfo. El único humano del grupo se encontraba a su lado. Un paladín, de cabello dorado, ya conocido en ciertas partes del Imperio, esperaba impacientemente la misión que les sería asignada, para demostrar una vez más su fuerza y valentía, y así poder liberar a su pueblo del peligro. Por último, un sonriente hobbit de cabellera gris ceniza irradiaba confianza y simpatía en el otro lado de la sala. Al parecer se trataba también de un paladín, a juzgar por su apariencia y el gran respeto que profesaba por el dios al que seguía.

    El Rey observó al sabio, quién no necesito que el soberano le hiciera ninguna pregunta.

    • Mi señor, fueron 6 los hombres que llegaron a la respuesta. Sin embargo, poco antes de llamar a todos, dos desaparecieron misteriosamente, sin dejar rastro alguno... - el sabio se detuvo, producto de las cortas pero estruendosas risotadas del troll - por lo que muy a mi pesar, solo disponemos de 4 guerreros para llevar a cabo nuestra misión.

    • Muy bien - dijo el Rey - ellos solos dan la impresión de poder contra un ejército completo, no hay ningún problema. Ya me encargaré yo de buscar a los otros traidores. Ahora, no hay tiempo que perder. Las instrucciones son simples averiguar qué causa la presencia de los extraños seres que acosan a mi pueblo y eliminarla, o al menos dejar incomunicados este territorio y el de aquellas bestias malditas. Al parecer habrían dos portales cerca a los límites de nuestro imperio, por lo que tendrán que apresurarse. Dejaré un guía a su disposición, el cual los llevará a ambos lugares. Primero irán al este, donde se han avistado el mayor número de esas abominaciones y posteriormente al sur. Este portal se encuentra muy cerca a campamentos bárbaros, que extrañamente no se han visto afectados por estas horribles presencias. Intenten investigar esto también. Eso es todo, el guía estará afuera, esperándolos. Procuren hacer una buena labor y este pueblo les estará por siempre agradecido.

    Minutos después, los 4 héroes salían de palacio bajo un fuerte viento y con miles de cosas rondando por sus mentes. La aventura estaba por comenzar.

  • Salimos despues de la explicacion del rey,detras nuestra yacia el inmenso palacio mientras tanto nosotros cuatro caminabamos en busca del guia,nadie decia nada estabamos todos callados un ambiente frio i un poco incomodo;para remediarlo di un paso adelante i me diriji a ellos:

    -Pues bueno aqui estamos a ver si encontramos al guia, por cierto a lo mejor ya me conoceis pero me llamo Agathor.

  • _
    -Hola Agathor yo me llamo Biped, el guia es alguien encomendado por el rey, a sí que seguramente estará al aparecer ya que el interés del monarca está puesto con nosotros para llevar a cabo la misión encomendada y seguramente no deseará que nos perdamos por falta del elemento que buscamos._

    La verdad es que me estaba familiarizando con Agathor, parecía despierto y con mucha energia acumulada después de tanto tiempo pidiendo salir de su cuerpo manifestandose en uno de los casos en la pregunta formulada, aunque también en el interés que despertaba, los otros dos guerreros que caminaban junto a nosotros no parecían escucharnos sino atender a su propia mente que les contaba todo lo que podrían hacer o lo que habían hecho en un pasado próximo, o tal vez lejano. Claro todo esto es a mi sano juicio y normalmente suelo juzgar a un libro por su cubierta aunque luego descubro que en su interior demuestra cosas inimiginables, que me obligan luego a rectificar.
    Seguimos avanzando sin saber nada del condenado guia que seguramente para colmo él se habrá perdido, y la lluvia seguía mojándonos enteros por no mencionar la vigilancia constante ante el peligro de un rayo cayera ante nostros.

  • Al ver que solo el me contesto automaticamente pense que todo iba a ir bien total seguiamos caminando i no veiamos a ese guia encomendado por el rey

    Biped,donde puede estar el maldito guia estoy cansado de caminar ya

    Le dije,esperando a que los otros dos se presentaran o dijeran algo parecia que estaban encerrados en sus pensamientos sin embargo seguiamos andando i ese guia no aparecia...

  • Me siento en el suelo, cansado de esperar y de escuchar las cavilaciones de los dos seres allí presentes. Parecen inquietos y nerviosos ante la ausencia del guía. Para intentar tranquilizarlos y relajar el ambiente, comento con aire indiferente:

    - Caballeros, soy Callum, hijo de Branko el Serbio. No se preocupen por el retraso de nuestro guía. Probablemente haya tenido un percance que le impida llegar a tiempo a nuestra cita, pero confió en que llegará de un momento a otro. Si no les importa, me gustaría decirles que me agradaría mucho que no comentasen más sobre el tema, ya que necesito pensar sobre diversas cosas y, a juzgar por lo que ven mis ojos, el humano de mi lado también. Relajémonos todos mientras esperamos, que será mejor que gastar fuerzas especulando en vano... como decía un honrado antepasado mío: más vale campesino confiado que vigilante desmesurado.

  • Si,tienes razon mas vale ahorrar fuerzas lo siento si hemos podido molestar-.

    Cansado,tambien me sente en el suelo intrigado por saver mas de aquel humano que todavia no habia abierto la boca tambien donde estarian los otros dos que faltaban? Bueno solo queda esperar.

  • -¿Acaso están ciegos? O han sido hechizados por la desesperación. Yo soy Biped un Humano de las tierras Negras en busca de una recompensa digna de mi trabajo y nuevas azañas por hacer, soy reconocido y respetado por este reino ya que son los de mi raza de quien hablamos. No se confundan mucho conmigo ya que hay diferencias abismales entre un Troll Cazador, y un Humano Paladín que soy yo, también Agathor te recomiendo que entres en la Taberna y revises las reglas impuestas por el soberando a la hora de iluminarnos con tu sabiduría hablando ya que como todo en esta vida hay unas reglas que por supuesto las debo cumplir.

    Seguí observandoles muy de cerca ya que no les conocía de nada y al parecer habían cometido un error implacable, una confusión así solo podía ser producto de algún brevaje que habían tomando, reduciendo su distinción visual tanto como para confundir a un Humano con un Troll.

Log in to reply