Tigres del Pacifico: Angeles en el infierno

Topic created · 2 Posts · 1160 Views
  • capitulo 1: Tragedia en Hawai y el peor error japonés.

    Aun recuerdo ese 7 de diciembre de 1941. Ese día era igual a todos los demás, hermosos y soleados en la exótica isla de Hawai.
    A nadie de los que estábamos ahí ese día, se nos paso por la mente que una tragedia se cerniría en este paradisíaco lugar...

    Ya se habían cumplido tres meses, de que había sido asignado a la base naval de Pearl harbor. Ya me había hecho de muy buenos amigos, entre ellos estaba Mike, el encargado del radar, quien justo en ese funesto día tomaba el turno de la mañana.
    Mas yo a la misma hora debía emprender mi ruta de reconocimiento a bordo de un Curtiss p-40 Warhawk. Todo trascurría normal esa mañana.
    Las nubes acompañaban mi vuelo...eso hasta que Mike me llama por radio, avisándome de una gran masa que se acercaba rápidamente a la isla.
    En un principio creíamos que eran gaviotas pero al aproximarme más la área, pude comprobar con horror que estábamos mucho mas que equivocados.
    De unas nubes comenzaron a salir ciento de zeros japoneses y al verme comenzaron a disparar, ejecuto las maniobras evasiva que me enseño mi abuelo, un gran piloto de la primera guerra mundial, que según se dice derribo al legendario barón rojo.
    Pero eso no es el caso, trate de esconderme en unas nubes, mas los zeros me perdieron de vista.
    Aparecí detrás de unos cu8antos y abrí fuego, cinco zeros se estrellaron en el mar y otros tres fueron dañados...

    Avisé lo más rápido que pude por radio a la torre de control mas esto me respondieron: Johnson...que te dijimos de pilotear borracho, si hace unas horas estabas bebiendo con Mike en la taberna de los cabezas cuadradas, anda a joderte a otra parte.
    En eso por radio se escucha una explosión y unos gritos desgarradores. Le habían dado a la torre de control.
    Se encendió la alarma y los puestos antiaéreos comenzaron a disparar en contra del invasor
    El teniente Crowe, el líder del ala Tiger ordeno a todos sus cazas que estuvieran en el aire lo más rápido posible.
    Y que todos los cazas que ya estaban en combate protegieran a los aviones que aun no despegaban...
    Era una tarea difícil, muy difícil porque la proporción de aviones en contra nuestra era al menos de cinco a uno.
    Me acerco al área de los hangares, mas cinco zeros van a mi encuentro mas hago un giro de 360 grados y me posiciono en la retaguardia nipona. Estos no se percataron de que estuviese detrás de ellos y rápidamente sumo otros cinco a la cuenta de bajas japonesas.
    Yamamoto, Genda y Togo no estarán nada de contentos cuando sepan que le estamos jodiendo la fiesta.

    Estábamos derribando varios zeros, creíamos que eso era todo, pero nos equivocamos nuevamente, se aproximaba una segunda oleada, esta vez con unos bombarderos ligeros llamados kates y torpederos llamados val.
    Con claras intenciones de hacer pedazos a nuestra flota de porquería.
    El teniente Crowe, me llama por radio pidiendo que me bajara una cuadrilla de kates que se acercaban a los tanques de combustible.
    Me marcho a toda velocidad al área y puede ver que unos de mis compañeros de ala. El cabo Collins estaba en aprietos, le habían dado al ala y estaba perdiendo aceite.
    Al verme Collins me dijo: Johnson no tengo opciones de sobrevivir, escribe una carta a mis hijos diciéndoles que los amo mucho y que me perdonen por no verlos crecer.
    ¡No digas tonterías Collins! Vas a sobrevivir, te escoltare a los hangares. Le respondí a modo de reprimenda.
    En ese momento veo que unos kates están volando bajo cerca de los tanques de combustible.
    Me encontraba en una encrucijada, tenia dos opciones obedecer las órdenes del idiota de Crowe o simplemente escoltar a Collins y que reparen su avión.
    La situación era desesperada, los japos ya habían impactado un tanque de los veinticinco con los que contábamos si destruían estos tanques, toda esperanza de una contraofensiva Desaparecerían.

    En ese momento abro fuego en contra de un Kate, el piloto muere acribillado y su acompañante también. En eso un avión de los nuestros se acerca y me dice:
    Johnson, amigo vengo a sacarte del apuro, yo escoltare a Collins a los hangares, tu Sige enviando japoneses al infierno...jajajajajajajaja.
    Era el tabernero Roberts quien había decidido pelear a nuestro lado.
    Yo le pregunte ¿Dónde aprendiste a volar? , a lo que me respondió: sargento primero Roberts. Ex miembro de la Ala Baker.
    En fin, me propuse bajarme a todo maldito japonés que quisiera destruir los tanques de combustible. Y así lo hice, fueron cayendo como moscas o los derribaba yo, los guiaba a los nidos de armas antiaéreas o simplemente los hacia chocar contra sus compañeros.
    En resumidas cuentas llevaba unos 30 aviones japoneses destruidos.

    Ya había asegurado los tanques de combustible, esta vez me vuelven a llamar por radio, pero ahora el almirante bates, del USS Virginia, pidiendo que destruyeran a unos kates que se acercaban a su embarcación.
    En eso el teniente Crowe, Collins, Roberts se acerca y Crowe me dice, sargento formación de ataque.
    obedezco la orden y vamos a toda velocidad a interceptar a los malditos japos,
    A los poco minutos divisamos la mencionada unidad de kates y nos dispersamos para atacar a los aviones nipones.

    Mas surtió efecto la táctica, ya que los pilotos de los kates no pudieron evadir nuestro sorpresivo ataque, fueron cayendo uno a uno.
    peroen ese instante vemos que unos val. Arrojan bombas y otros kates sus torpedos en contra del USS Arizona. El cual comienza a hundirse irremediablemente.
    Collins tenia un hermano en el Arizona y grita desesperado:!maditos japoneses, lo pagaran caroooooooooo...! Venganzaaaaaaaaaaaaaa.

    A lo que el aguafiestas de Crowe dice: negativo, debemos reunir toda fuerza sobreviviente para crear un contragolpe mejor. Todos hemos perdido amigos hoy, pero por ellos debemos organizarnos mejor y planificar un golpe bajo que le llegue a doler al mismo bastardo de Hirohito...
    Así comenzaba la segunda guerra mundial para los estados unidos... ¿que clase de peligros nos depararían en las batallas venideras?
    No lo se, solo se que debemos pelear muy duro para vengar a nuestros amigos.
    Luego de ello, los pilotos sobrevivientes de Pearl harbor nos reunimos y creamos una unidad dedicada exclusivamente a defender los intereses de los Estados unidos de America, juramos lealtad y compromiso en cada maldita batalla, no dejarnos vencer fácilmente.
    Hacerles sentir terror a cada bastardo japonés.
    Así fue como nacimos... ¿aun no sabe s quienes somos? ¡SOMOS LOS TIGRES DEL PACIFICO!, el terror de Yamamoto, la pesadilla de Hirohito...

    Tigres del pacifico: infierno en Wake

    Atardecer del día 7 de diciembre isla wake

    El mismo día del ataque a pearl harbor recibimos la orden de dirigirnos a la isla Wake, un atolón en medio de la nada misma.
    Extrañaríamos a nuestros P-40 pero nos prometieron que pilotearíamos los nuevos
    Grumman F4F Wildcat, lo ultimo en cazas, traídos acá por nuestro estimado almirante
    William F. Halsey a bordo de nuestro portaviones insignia el USS Enterprice.
    Collins y yo estábamos ansiosos de bajar japos con estas bellezas. Al llegar a Wake, nos hicieron pilotear los Wildcats para ver como se desempeñaban y si había que hacerles ajustes, también aprovechamos de pintarles garras y una cabeza de tigre en los fuselajes como símbolo de que éramos los tigres del pacifico.
    Crowe estaba impaciente, algo lo inquietaba, un mal presentimiento en todo esto.
    Nunca había visto tan preocupado al muy mal nacido. Pero esa preocupación me la transmitió a mí y a los demás.
    Aprovechamos de dormir un poco...ya terminaba ese fatídico 7 de diciembre, la pesadilla recién comenzaba.

    8 de diciembre de 1941 isla wake

    A la mañana siguiente esto el día 8 unas explosiones nos despertaron a todos, eran los malditos japoneses que fastidiaron a nuestros Wildcats, no alcanzamos ni a emprender vuelo cuando los Kates y Petes se batían en retirada, de los doce aviones nos dejaron cuatro, pero al menos los PYB Catalina estaban a salvo. Y los emplazamientos de artillería y los bunker defensivos quedaron intactos y para suerte nuestra los cuatro Wildcats que se salvaron eran los nuestros.
    Así terminaba el día 8 de diciembre.

    Día 11 de diciembre

    La formación naval japonesa apareció en el horizonte, se nos ordeno emprender vuelo en medio del cañoneo japonés. previo al desembarco. El comandante de los cabezas cuadradas Deveraux, ordenó no responder el fuego a la espera de que los transportes fuesen un blanco fácil para sus cañones de 127 mm.
    El comandante Kajioka, el Watanabe de turno, cometió un error de esos que le pueden doler por el trasero, se confió en que todos estábamos en el infierno y acerco imprudentemente las naves de desembarco, y los marines utilizaron las seis piezas de artillería de 127 mm que desmantelaron de un viejo crucero, alcanzando en once ocasiones la nave insignia de Kajioka, el crucero ligero Yurabi que poseía un blindaje muy parecido a las cajas de los corazones púrpuras ,Un impacto directo en los pañoles de munición hizo volar por los aires al destructor hayate, que se hundió sin supervivientes en menos de dos minutos.
    Ahora era nuestro turno de pegarles un puntapié a los watanabes, con nuestros F4F Wildcat nos fastidiamos al destructor Kisaragi. Una bomba lanzada por Roberts alcanzó la popa del destructor, donde se almacenaban las cargas de profundidad, haciendo que se desatara el mismo infierno en el kisaragi.
    Kajioka tuvo que postergar el desembarco y dio la orden de retirada dirigiéndose a Kwajalein, solicitando refuerzos a la flota del bastardo de Nagumo, el mismo que nos jodío nuestra flota de porquería, que venía de regreso desde Pearl Harbor, de la que se destacaron los portaaviones Hiryu y Soryu para bombardear la isla. Ese fue el final del día 8 , habiamos logrado sobrevivir un día más en wake
    Día 23
    El segundo asalto nos cogio sin pertrechos, el convoy que se dirigía a nuestra posición fue devuelto sin explicación alguna, nos acababan de abandonar a nuestra suerte en Wake. Emprendimos el vuelo y comenzamos a fastidiar sus botes desembarco pero de la nada aparecían mas, Collins y Robert estaban protegiendo los puestos de artillería, Crowe s encargaba de bajar Petes y Zeros. Todo proseguía bien para nosotros pero no en tierra ya que por los flancos logró desembarcar vehículos de combate y comenzaron a asolar las barracas, Al poco andar recibí un mensaje de radio, era un jeep de los nuestro que llevaba a bordo a un almirante nos pidieron que si podíamos brindarle cobertura aérea mientras llegaban a los Catalinas
    Con tal de fastidiar a los japos deje de atacar a las embarcaciones y me dirigí a prestarle ayuda al almirante Crowell, bombardee a veinte vehículos japoneses pero seguían pareciendo mas, pero el jeep del almirante les había aventajado un buen trecho. En eso me avisan que unos bombarderos Val se dirigen a destruir el puente sur, pero yo los intercepto y me bajo a los cinco bombarderos que pretendían volar el puente y justo en ese instante el vehiculo del almirante lo cruza y me ordenan volarlo, arrojo dos bombas que hacen pedazos el puente dejando a los japoneses del otro lado sin poder cruzar.
    Luego de ello el catalina emprende el vuelo y debemos escoltarlo, los cuatro Wildcats sobrevivientes comenzamos a destrozar los zeros japoneses que deseaban destruir el Catalina, pero no lo lograron.
    A Duras penas logramos llegar al USS Enterprise...así terminaba todo en la isla Wake.

  • Acaso no hay continuación? O está en otro hilo? Porque hasta el momento se ve interesante. Antes no había tenido tiempo de leer pero ahora que lo hago no me arrepiento. Que se puede sacar más jugo a las ideas está claro, pero así como está al menos resulta interesante. Intenta mejorar un tanto en cuanto a la redacción en el punto que las frases no parezcan muy cortadas. Yo cometo ese error muchas veces y la historia suena como muy pausada.

    Por lo demás fabuloso. Mucha fantasía y eso. El personaje es alguien superpoderoso por lo visto :icon_cheesygrin:

    PD: En la parte del 11 de diciembre, al final pone "Ese fue el final del día 8" Pero hostias, no estaban ya 11? o.O

Log in to reply